CENTRO DE FORMACIÓN Y ENTRENAMIENTO DE ACTORES

Considero que el trabajo del actor no tiene porque ser una tortura mental, como no tiene porque ser duro el crecimiento de las personas. Convengamos que cada uno decide como quiere crecer y de que modo quiere llegar a ser actor.

Si escoges muestro Centro es importante que de antemano sepas que consideramos que se puede llegar a cualquier tipo de personaje desde lo corporal, desde lo lúdico, a través del buen manejo de la energía y de la imaginación pensando como el personaje, llegando a las emociones desde la sanidad mental y física. Dejando tranquila el alma para disfrutar de la creación y no sufrirla.

Seguramente no sea la única manera de llegar a ser un buen , ni siquiera me atrevo a asegurar que sea la mejor. Es nuestra manera de formar y entrenar actores y la respetamos como respetamos a cada persona en cada clase.

Evidentemente nuestro objetivo es formar excelentes actores pero no a costa de las personas. Nuestro lema es, en definitiva, cuidar y respetar a la persona para llegar al actor. Gina Piccirilli

¿COMO HACER PARA INCORPORARTE EN EL CENTRO?

"Consideramos que la selección del alumnado debe ser mutua."

Dicha consideración se contempla teniendo en cuenta que la persona que desea formar parte de nuestro Centro también tiene el derecho de decidir sobre su lugar de formación o entrenamiento conociendo, al menos en un primer contacto, el grupo al que pertenecería y la energía de trabajo que se percibe en ese primer encuentro.

Para hacer esto posible, nos comunicamos telefónicamente con cada persona que desee incorporarse y se acuerda fecha y grupo mas adecuado para invitar a dicha persona a participar de una clase.

Luego de su participación, tenemos una entrevista personal y a partir de ese momento se decide entre ambos la matriculación en el Centro.

MÉTODO DE TRABAJO

La primera parte se dedica especialmente a "la afinación del instrumento".

Teniendo en cuenta que el instrumento del actor es el cuerpo, se trabaja en detalle la relajación activa. Mediante el buen uso de la respiración y la energía, el objetivo es quitar la tensión y dejar el cuerpo preparado para crear placenteramente utilizando la imaginación y las sensaciones (lo sensorial) como pilares fundamentales del trabajo del actor.

En la segunda parte de cada clase se aborda mas directamente "la creación del personaje".

Se trabajan desde el primer momento improvisaciones, análisis de texto, escenas y monólogos.

Hay un primer período del año para entrenar con improvisaciones. Durante los dos bimestres siguientes se trabajan e investigan en profundidad dos autores que propone el Centro y en el cuarto bimestre del año, el alumno escoge un autor que le permita profundizar en el aspecto que considera que debe hacerlo.

A fin de curso, se realiza un montaje abierto al público en el que participan sin excepción todos los alumnos desde el primer curso. Su participación depende exclusivamente del grado de compromiso y del interés que demuestra cada uno durante el año lectivo.

En los montajes abiertos al público que realizan los alumnos como parte del proceso de aprendizaje del Centro, Gina Piccirilli selecciona, adapta, dirige y en varios casos escribe personalmente los textos.

¿CUANTO TARDAS EN CONVERTIRTE EN ACTOR?

Tal como trabajamos en nuestro centro, teniendo en cuenta que se aborda el texto y se chequea con público en cada ciclo desde los cursos de FORMACIÓN hasta los cursos de ENTRENAMIENTO, en cuatro años consideramos que una persona que adquiere un verdadero compromiso con el trabajo, tiene un bagaje suficiente como para abordar una gama bastante amplia de personajes en cualquiera de las disciplinas que aborde (cine, teatro o TV)...

Hay un debate muy intenso con respecto a considerarse actor. Es evidente que un actor crece con el entrenamiento y con la vida misma. Hay un momento en que se convierte en actor, aproximadamente cuatro años como dije antes, y luego estará en su criterio continuar formándose y entrenando para seguir creciendo.

Por mi parte considero que un actor que entrena regularmente, estará más y mejor preparado cuando se le presente una oportunidad de trabajo. pero también considero que en el criterio de cada uno está reciclarse o no; sacará verdadero provecho de su entrenamiento si la necesidad surge de él mismo.

En fin, se me ocurre que puede valer como ejemplo. Un médico cuando se gradúa se convierte en médico y para ser mejor cada vez y abordar intervenciones mas importantes tiene que seguir formándose. El no perfeccionarse no le hará perder su condición de médico, pero lo privará de excelencia en el ejercicio de su profesión, se tornará mediocre con el tiempo… igual sucede con un abogado, un arquitecto, etc. ¿por que no ha de ser así con un actor?

 
 
 
 
 
 
 
 

Buenos Aires. Argentina
C/ Dean Funes 506 - Capital Federal.
Teléfono: (0054) 2060 22 78 Móvil: (00549) 11 3087 3247

info@ginapiccirilli.com